lunes, 20 de abril de 2009

ELEMENTOS DE PROTECCION

ELEMENTOS DE PROTECCION PARA LOS OIDOS

El ruido en el lugar de trabajo es un riesgo que se puede controlar con medios de ingeniería. Sin embargo, como esto no siempre es posible, se requiere del uso de protección auditiva.En aquellos ambientes de trabajo donde se encuentra un ruido por encima de 85 decibeles, se requiere que los trabajadores usen permanentemente protección con el fin de prevenir los riesgos para los oídos.

Existen diversos tipos de protección auditiva, que se clasifican según la labor desempeñada por el trabajador y el nivel del ruido al que está expuesto:
Orejeras: Tiene almohadillas que cubren la totalidad del pabellón auricular. Estas almohadillas están hechas de un material esponjoso o material relleno líquido.

Recomendaciones: Lave las almohadillas luego de usarlas por un largo período de tiempo, ellas se deben reemplazar cuando endurezcan, deben ajustarse muy bien a las orejas, guárdelas en un lugar seguro.

Premoldeados: Usualmente son de silicona o plástico. Existe una gran variedad de marcas, tamaños y materiales.

Recomendaciones: Lave los tapones una vez por día y séquelos muy bien, debe guardarlos en un estuche de plástico, reemplácelos cuando endurezcan o cambien de color.

Moldeados: Usualmente de silicona, son fabricados sobre medida de acuerdo con la forma del pabellón auricular y el conducto auditivo.

Recomendaciones: Deben ajustarse al oído de una manera precisa, es un elemento personal y deben se fabricados por un experto.

Tapones desechables: Se colocan dentro de conducto auditivo externo, evitando que el ruido llegue al oído interno.

Recomendaciones: Antes de usarlos, lávese las manos y revíselos para verificar que está completamente limpios, nunca preste los tapones y no les quiebre las puntas.

TIPOS DE GUANTES

Las manos son uno de los órganos más lastimados del cuerpo, por lo cual se debe tener la suficiente prevención y utilizar la protección adecuada cuando se exponen a peligro, con el fin de disminuir y evitar su accidentalidad.
Los guantes, son una herramienta indispensable en la protección de las manos, ellos están clasificados según el tipo de actividad laboral que el trabajador desempeñe y sus materiales varían en torno a la calidad.
Los materiales más comunes con los cuales se hacen los guantes son vaqueta, carnaza, cuero, algodón, latex, nitrilo, neotrelo, entre otros y además su tamaño varía como cortos, medios y largos.

Guantes de uso mecánico: Generalmente son de material combinado entre carnaza y vaqueta. Protegen las manos en actividades donde hay exposición a manipulación de elementos pesados, cargas, fresadores, etc.

Guantes de uso químico: Son guantes especiales ideales para los trabajadores que se desempeñan en labores petroquímicas con el fin de evitar el contacto directo de la piel con las sustancias manipuladas.

Guantes de uso eléctrico: Son guantes especiales que brindan protección a personas que tienen trabajos directos con electricidad, tienen en su interior un guante de algodón que cumple la función de absorber la transpiración y evitar choques eléctricos. Estos guantes se utilizan para altos, medios y bajos voltajes y se clasifican en cuatro grupos:

Clase 0: Hasta 5.000 voltios
Clase II: Hasta 20.000 voltios
Clase III: Hasta 30.000 voltios
Clase IV: Hasta 40.000 voltios



Guantes de uso alimenticio: Este tipo de guante brinda confort y absorción de la transpiración lo que asegura higiene y buen tratamiento de los productos alimenticios finales. En esta gama de guantes, se encuentran los anticortantes, fabricados en material de acero inoxidable, son de utilidad para el manejo de cárnicos y en el sector textil, para evitar el contacto con elementos cortopunzantes.




PROTECCION PARA LOS OJOS

En el lugar de trabajo ocurren lesiones de ojos periódicamente.
Esto representa un gran costo social y económico para el país, además no es posible estimar lo que representa la pérdida de la visión en uno o ambos ojos para un trabajador.
Por lo tanto, es necesario evitar los riesgos que se corren en el lugar de trabajo para prevenir accidentes que posiblemente sean irreparables.
Existen diversos tipos de protección para ojos definidos como:
Gafas de seguridad: Las gafas de seguridad son de diferentes tipos, materiales y colores. Éstas deben tener guardas laterales, superior e inferior, de manera que protejan contra las partículas de mediano impacto proyectadas en oficios tales como carpintería y talla en madera, o al desplazarse por sitios en los cuales existe el riesgo de partículas en proyección como el taller de mantenimiento.
En caso de usar lentes formulados, a las gafas de seguridad se les puede colocar la formulación requerida.
Monogafas de seguridad: Existen diferentes tipos, marcas y materiales de monogafas. Ellas se ajustan completamente a la cara y proveen protección contra salpicaduras en la manipulación de químicos o ante la presencia de gases y vapores. Algunos lentes son resistentes al impacto y protegen en actividades como pulir, sin embargo cuando estas se realizan se prefiere el uso de las monogafas más la careta de seguridad.
Careta: Es una pantalla transparente sostenida por un arnés de cabeza, la cual se encuentra en varios tamaños y resistencias. Debe ser utilizada en los trabajos que requieren la protección de la cara, como por ejemplo, utilizar la pulidora o sierra circular, o cuando se manejan químicos. En muchas ocasiones y según la labor, se requiere del uso de gafas de seguridad y careta simultáneamente.
Caretas de soldadura: Son caretas especiales y protegen al trabajador no sólo de las chispas y partículas en proyección, sino también los rayos infrarrojos que provienen del proceso de la soldadura, para lo cual tienen un filtro especial




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada